First Class: Giancarlo Esposito habla sobre la season finale de ‘Breaking Bad’

 El actor destapa curiosidades y secretos sobre el capítulo final de Beaking Bad

¡Antención! Carromato de spoilers.

Una semana y Breaking Bad sigue estando en el candelero (como siempre). La cuarta temporada de la serie de Vince Gilligan no ha dejado a nadie indiferente y sigue siendo motivo de enfrentamientos entre los neófitos que la proclaman como la mejor hasta la fecha y los que consideran que la tercera tenía más chicha. Sea como fuere, nos faltaba la opinión de la otra cara de la moneda. Giancarlo Esposito, más conocido como el señor Pollos, concede su primera entrevista tras la emisión de Face Off, para compartir con los fanáticos de la serie algunos de los secretos que se cuecen entre bambalinas y para despedir, a su manera, el que ha sido uno de los antagonistas más carismáticos de la televisión. We will miss you Gus!

Me enteré de que mi personaje moría cuando Vince se acercó un día a mi y me dijo; “Creo que ya lo sabes, pero voy a matar a Gus”. Aquel momento fue muy cómico, aunque pueda parecer todo lo contrario. Estábamos conversando en su oficina cuando de repente se levantó y se dirigió a cerrar la puerta. Mi primera reacción fue decirle que no lo hiciera y después de constantes tiras y aflojas, finalmente le dejé hacerlo. Porque sabía lo que tenía que decirme. “Si no puedo hacer nada para evitar que pase, al menos lo convertiré en algo grande” le dije.

Lo genial de todo no ha sido la mera explosión que acaba con Gus, sino como el personaje aparece entre los escombros, medio zombie, anudándose la corbata una vez más antes de caer al suelo muerto. Vince me comentó lo que pasaría con Gus: “Vale, si hacemos una explosión, quizás la mitad de tu cara salga volando. ¿Cómo crees que deberíamos hacerlo? ¿Atusándote la corbata? A lo que le respondí que Gus siempre se abrochaba los botones o se colocaba bien la corbata cuando se levantaba de la silla. “¿Así que lo apruebas?” me comentó Gilligan y yo afirmé que sería la mejor manera de irme. Muchas veces este tipo de gestos son realizados por los hombres de manera inconsciente, pero Gus era muy meticuloso con ello, de manera que tenía que ser la seña de identidad en su muerte. La escena, como se puede comprobar en pantalla, fue bastante complicada de rodar y requirió de cinco horas de maquillaje. Además añadimos posteriormente efectos digitales para darle má sensación de realismo.

Aprovechando la proximidad de Halloween, podemos adquirir la máscara de Gus y aterrorizar al vecindario. Esposito se mostró muy contento con el resultado y ha afirmado que se hará con la suya propia para dicha festividad. Lo que está claro es que su personaje será difícil de olvidar, no sólo por hacer la vida imposible a Walter y Jesse, sino por su genio y figura hasta la sepultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: