New Girl: la nueva vida de Jessica Day

Fijada para el día 20 como su fecha de estreno, la nueva comedia de la FOX se adelante casi una semana para dar el pistoletazo de salida a un mes marcado por los estrenos (continuará esta noche con Ringer, el esperado comeback de Sarah Michelle Gellar) y el inicio de la temporada televisiva 2011-2012. Siguiendo una puesta en escena y temática a la que nos tiene acostumbrados la CW, FOX abre la veda con New Girl, una comedia de no más de 25 minutos aproximadamente que comienza cuando su protagonista Jess, pilla a su novio in fraganti acostándose con otra mujer. La joven, destrozada, abandona el piso y decide buscar un lugar mejor en el que vivir. Por casualidades del destino, o eso es lo que quiere hacernos creer el guión de Elizabeth Meriwether, la protagonista acaba en un piso con tres hombres que pasarán de rechazar a su nueva inquilina a aceptar que hay un nuevo miembro femenino en su nueva comunidad.

Confieso que no sé muy bien en que saco meter a New Girl. Aunque al principio pensaba que estaba sentada ante un nuevo capítulo de Better with you, lo cierto es que comparar la obra de Jake Kasdan con las conocidas novelas de Bridget Jones escritas por Helen Fielding, sería más acertado. Jess es la típica mujer errática, con algunos toques cercanos a Betty la fea (encarnados sobretodo en el uso de unas llamativas gafas de pasta y su particular manera de arreglarse para asistir a una cita), a la que han partido el corazón y pasa las tardes en el sofá de su casa viendo Dirty Dancing. Saltando los posibles comentarios y connotaciones negativas que pueda verter la serie sobre la mítica película de los ochenta protagonizada por Patrick Swayze y Jennifer Grey o The Lord of the Rings, considero que más allá de las locuras de su protagonista, la serie no tiene mucho interés. Seguramente, como ya me pasó con Flashforward, mi oposición a New Girl significará el destierro para muchos de los neófitos aficionados a esta nueva manera de hacer comedia, pero yo no lo comparto. He de admitir que la figura de Jess y la brillante interpretación de Zooey Deschanel (conocida por su papel en 500 days of Summer), cuya personalidad creo que va un poco en paralelo con la de su protagonista, mueve la trama de un lado a otro, mientras que el resto de extras son una mera comparsa. Está Winston (Lamorne Morris), el típico entrenador que no sabe controlar su caracter, sobretodo a la hora de lidiar con las mujeres que intentan perder peso en sus clases; Nick (Jake M. Johnson) el hombre desolado que tras seis meses no puede evitar seguir pensando en su chica que le dejó por no preocuparse lo suficiente por ella; y finalmente Schmidt (Max Greenfield), un joven obsesionado con quitarse la camiseta a todas horas y enseñar sus incipientes abdominales, algo así como un Matty McKibben de Awkward.

Sin embargo, New Girl no es lo peor que he visto, a nivel de comedia, en estos últimos meses. De hecho, existen algunos puntos fuertes que la serie ya se encarga de machacar y llevar al límite (ojo porque esto puede ser también un arma de doble filo), como son las neuras de Jess y su particular obsesión por cantar a todas horas, la fijación de Winston con gritar constantemente “Stop” o Schmidt y sus abdominales. No considero esta estrategia un error, al contrario, toda serie debe reivindicar lo que la hace fuerte y única pero creo que la arrastra a ser más una parodia sobre sexos que una exploración filosófica sobre la aceptación y la importancia de la amistad. Creo que New Girl no busca eso. Simplemente subraya los tópicos, aunque a un cierto nivel, y busca establecer un particular discurso sobre lo que es la dura convivencia entre personas y más si cada una de ellas es particularmente complicada.

El estreno de la nueva comedia de FOX parece que ha sido bien acogido por la crítica, según he podido leer en varios medios digitales, pero tendremos que ver hasta que punto aguanta la historia, así como las excentricidades de sus protagonistas (único motor en la trama) para lograr conseguir una segunda temporada. Particularmente, a mi no me ha aportado nada como espectadora (tampoco esperaba nada de ella) y me decanto más por un humor más The Office o Parks and Recreation que lo que intenta vendernos Kasdan. No obstante, siempre existe la posibilidad de que poco a poco New Girl vaya encontrando nuevas maneras de reiventarse y lograr despertar algo más que pereza al ver disponible un nuevo capítulo. Episodes pasó por el mismo proceso y ha terminado convirtiéndose en uno de los estrenos más interesantes de la pasada temporada. Quién sabe si finalmente Jess, Zooey Deschanel llevará su capacidad interpretativa al éxito de la serie.

Lo mejor: los momentos en que Winston es incapaz de controlarse

Lo peor: pocos momentos cómicos para ser una comedia

Tiene una retirada a: Bridget Jones y Better with you

Primera impresión: 5,8

Comments

  1. willian says:

    Esta chica si que sabe como hacerme reir no veo la hora que llegue los marttes para volverla a ver, su personalidad es unica es fabulosa, i love jess and nick i love!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: