A Shonda se le va la pinza

La última perla de la todopoderosa Shonda

Ya está, ya es oficial. Shonda Rhimes se ha convertido en mi jodida ídola. Esta tía, no sólo hace lo que le viene en gana con los personajes de Grey’s Anatomy (los trae, los hace sufrir, los retuerce, los estampa contra un muro, les arruina la existencia y todo con una elegancia impasible) sino que se permite las licencias que le vienen en gana, como ese último capítulo en que los residentes del Mercy/Seattle Grace cuentan sus experiencias a partir del tiroteo prepetrado por un marido instisfecho que rozaba el surrealismo onírico, ese del que hablaba Buñuel en Un perro andaluz. Pero lejos de volver a la tendencia Callejeros, ahora Shonda admite que se va de musical, aunque no uno en plan Glee y a mover el esqueleto, sino algo completamente opuesto. Esto sólo puede significar una cosa; peligro estratosférico.

Siempre que la creadora de Grey’s Anatomy se propone darle un giro de tuerca a la serie, alguien paga el pato. Ya fue Denny en su momento, luego Preston Burke y hace poco Cristina, que según rumores, tiene pensado volver al hospital pronto. ¡Gracias a Dios!, porque la trama de víctima desarraigada ya le quedaba un poco largo. Sea como fuere, Shonda mueve ficha y promete dar mucha, pero que mucha guerra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: