Past Life

EN ESTA VIDA O EN LA OTRA. Past Life, la nueva serie con sello de FOX, ya ha visto la luz y sorprendentemente, logré terminarme los casi cincuenta minutos que duró el piloto. Las primeras impresiones han sido buenas, aunque no creo que sea la serie que vaya a sacarnos de nuestras monótonas vidas, con temas sorprendentes, poco sobados y contados desde una nueva perspectiva. A caballo entre La hora once y El Mentalista, Past Life nos cuenta la vida de dos investigadores, como siempre la guapa rubita que va un paso por delante y el hombre descarriado, con una mujer en la tumba y problemas de puntualidad, que intentan curar a personas que experimentan visiones estratosféricas. ¿Original verdad?

David Hudgins, que también está detrás de Friday Night Lights, se pone a los mandos de esta nueva serie policíaca, barra intimista, barra paranormal. Los protagonistas son Kate McGinn y Price Whatley, dos personas bastante distintas y con un pasado oculto que ríete tu de Viggo Mortensen en Una historia de violencia, que unen sus fuerzas para salvar a personas atrapadas en visiones pasadas que les provocan alucinaciones, comportamientos extraños y trastornos de personalidad. A su lado cuentan con un par de médicos que, pese a no tener mucho protagonismo en la serie, les facilitarán el camino hacia la verdad absoluta. El resto se hace solo. Los típicos extras que se lucen en un ambiente eclipsado por ambos protagonistas, ya que la serie solo pretende destacar su relación, que todos sabemos que terminará pasando por las sábanas de un motel, un culpable con cara de malo y “background” de fondo que tiene mucha chicha.

Por lo que respecta a los actores, su actuación es correcta. No cabe destacar ningún nombre en especial, ya que los personajes dan para lo que dan, pero tanto Kelli Giddish como Nicholas Bishop, saben sostener el peso de la historia y nos guían por lo que puede ser el comienzo de una bonita amistad, salpicado eso si, por los sentimientos que despiertan en ellos los casos a los que se enfrentan. Un elenco fijo de cuatro actores tampoco permite extendernos mucho en su caracterización y en un piloto siempre es complicado no dar palos de ciego, pero me atrevo a decir que son lo mejor de una historia que no da más de si. Es decir, estamos delante de un producto con fecha de caducidad desde el mismo momento que ve la luz. Es un Human Target, cosa curiosa ya que se estrenaron el mismo día, series con una marcada estructura que se irá desgastando con el tiempo. La cosa cambia cuando tienes a un poderosa figura de tu lado como es Gregory House, Gil Grissom o Jack Bauer, personajes que hacen el trabajo solo. Pero en este caso Past Life se queda coja, y no creo que lo que pueda ser en un futuro la vida de Kate y Price vaya a paralizar el mundo como sucede con Perdidos. Más de lo mismo en un momento televisivo en que necesitamos apuestas más arriesgadas.

Primera impresión: 6/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: