Los Simpsons

Por Román Terol

Si sumamos crítica, dibujos animados y América nos resulta un cóctel amarillo llamado Los Simpsons. Y el caso es que, aunque esta conocida serie que va ya por la 19º temporada se emite en horario infantil, no es hasta bien pasada la adolescencia cuando uno comienza a captar la práctica totalidad de la esencia de estos dibujos que no es otra que una boraz crítica al modo de vida del americano medio.

Ese americano no es otro que el protagonista de la serie y patriarca de la familia Homer J. Simpson. Hablamos de un hombre con un elevado sobrepeso corporal causa de su desorden alimentario, calvo, alcohólico, jugador, mal padre y peor trabajador que pasa los fines de semana metido en la piscina hinchable de su hijita Maggie bebiendo cerveza y enseñando sus michelines al vecindario entero. Como se dice en más de un capítulo, “en cualquier otro país del mundo se habría muerto ya de hambre o estaría en la cárcel” Pero, entonces, ¿qué es lo que hace que miles de españoles se sienten cada día desde hace más de diez años a las dos de la tarde frente a su televisor para ver una y otra vez los capítulos de esta familia de piel amarilla? Pues, sin duda, el secreto está en utilizar el humor a través de escenas cotidianas de la vida real que nos hacen darnos cuenta de los muchísimos fallos del modelo de vida occidental, es decir, el americano. Y, eso, queramos o no, gusta. Al final, el mundo entero ha acabado viviendo como lo hacen desde hace más de un siglo en los Estados Unidos; por mucho que el bloque soviético, la América del ALBA, el eje del mal y compañía se empeñen en promover un modelo de vida distinto, incluso vetando las comunicaciones, todos queremos aspirar al sueño americano.

El caso es quecada vez tiene más seguidores; no obstante, no son pocas las voces que están pidiendo que Los Simpsons sean cambiados de horario y emitidos a partir de las diez de la noche como hace la Cadena FOX en España en lugar de hacerlo a mediodía como Antena 3 TV, ya que, sólo hay que ponerse y mirarlo con un poquito de atención para ver en su transfondo el gran mensaje que llevan. Esos que piden que se cambie de horario la serie llevan razón en una cosa, no son dibujos animados para niños pero, se equivocan en otra cosa; en lugar de actuar como pequeños censores y evitar que la chiquillería española se empape de los fallos que va a tener el sistema de vida que les espera, deberíamos empezar a educar a nuestros niños y jóvenes en el espíritu crítico para que pudieran entender una serie como esta, que no cuenta una historia, pues los capítulos no son concatenados, sino que transmite un mensaje.

La calidad de los dibujos ha ido aumentando con el paso de los años; sin embargo, el guión, que alcanzó la cumbre entre las temporadas 4 y 10, ha ido decayendo, agravado además por la muerte de Carlos Revilla, el doblador de Homer, quien fue sustituido por Carlos Ysbert y a cuya voz no terminamos de acostumbrarnos. Es de destacar también que las historias a través de las cuales Matt Groening nos intenta decir algo pasaron a ser algo surrealistas entre las temporadas 14 y 18. Se vivían situaciones increibles que dificilmente pueden reflejar la vida de nadie. De todos modos, parece que el ingenioso autor ha tomado nota de ello y está volviendo a los buenos momentos de la familia más querida de Springfield.

En breve, se estrenará la temporada 19º en España que ya está emitiéndose en EE.UU.

Calificación:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: